¡No bajes la guardia! Ciber riesgos en Navidad.

¡No bajes la guardia! Ciber riesgos en Navidad.

La Navidad es la época del año en la que más transacciones se llevan a cabo: compras on-line, altas en plataformas digitales, reservas de viajes, etc. Las vacaciones navideñas hacen que nos relajemos y bajemos la guardia en cuanto a ciberseguridad se refiere. Por el contrario, los delincuentes cibernéticos están más atentos que nunca a nuestros descuidos.

No es que tú, como usuario, no puedas hacer nada. ¡Al contrario! Existen varias medidas de precaución básicas que puedes llevar a cabo para evitar un ciberataque:

  • Prevenir ataques de phishing
  • Protegerse con contraseñas fuertes
  • Conectarse a internet con seguridad

Conocerlas y ponerlas en práctica te ahorrará muchos disgustos… Desde ANCO te recordamos las meteduras de pata más frecuentes. Evita cometer estos errores… ¡pueden costar caros!

Buzones de correo a salvo: no “piques” en ataques de phishing.

¡Alerta a los ataques de phishing! En Navidad nuestro e-mail se llena de correos con promociones y ofertas; otro clásico de estas fechas son las felicitaciones de conocidos, familiares y empresas. Estas prácticas hacen que normalicemos recibir mensajes de desconocidos y seamos más vulnerables a un ataque de phishing. ¡Atento! La saturación de mails hace que no prestemos tanta atención a un posible mensaje engañoso.

Recuerda que, con un ataque de phishing, a través del correo electrónico un hacker puede hacerse con el control de tu sistema informático o simplemente instalarse a observar tus movimientos. Imagina el daño que puede hacerte, con acceso a toda tu información. Sea desde tu cuenta personal o desde tu equipo profesional, te expones a grandes riesgos que van desde el acceso a datos personales hasta el robo de información confidencial (sobre todo si le das acceso al sistema de tu empresa), pasando por el robo de contraseñas y el acceso a tu cuenta bancaria (phishing financiero).

Si te interesa saber más sobre este tema, echa un vistazo al artículo en el que te hablamos del phishing y damos algunos consejos para evitar caer en la “trampa”.

Contraseñas fuertes: lo tuyo es sólo tuyo.

Otro de los puntos clave para estar a salvo en internet es utilizar contraseñas fuertes y robustas, que impidan al hacker tener acceso a todas tus cuentas si son fácilmente adivinadas. Por eso, hoy toca hablar de contraseñas seguras. ¿Es 123456 tu contraseña para todo? Si es así, ¡estás en peligro!

Durante las fiestas navideñas es bastante común darse de alta en distintas plataformas on-line (para comprar regalos on-line, para reservar un viaje, para acceder a promociones especiales, etc.).  Muy frecuentemente buscamos hacerlo “fácil”, por lo que dejamos nuestros datos en estas plataformas y ponemos una contraseña sencilla y débil, que podamos recordar fácilmente.

La privacidad de nuestros datos es, por un lado, responsabilidad de ese “proveedor” pero… ¡Cuidado!, tu también eres responsable de la seguridad de tus datos. Los sistemas que tienen los hackers para interceptar contraseñas están altamente sofisticados, por lo que una contraseña débil puede ser fácilmente “adivinada” y robada. Además, utilizar la misma contraseña para acceder a varias cuentas es todo un riesgo: si obtienen tu clave, los ciberdelincuentes podrán acceder a todas tus cuentas y acumular multitud de datos, con lo que podrían ponerte incluso en mayor peligro.

Una contraseña robusta puede ser la mejor barrera para frenar un ciberataque.  Dicho esto, no parece tan descabellado aprender a crear contraseñas eficaces... En este post te enseñamos a crear contraseñas fuertes y más seguras, pero muy fáciles de recordar. ¡No te la juegues!

Navega a salvo: conéctate a redes WiFi de forma segura.

El tercer consejo de seguridad está relacionado con conectarse a redes WiFi desconocidas, fuera de tu casa u oficina. ¿Eres de los que va buscando WiFi gratis? ¿Vas a viajar estas vacaciones y necesitas Internet? ¿Te conectas a la red pública de hoteles, restaurantes, etc.? Si eres uno de ellos, estás expuesto a caer en manos de un hacker en busca de víctimas de la conectividad como tú.

Algunos hackers ofrecen conectividad gratuita en redes camufladas y aparentemente seguras, pero en realidad obtienen acceso a los dispositivos que se conectan y, a partir de ahí, información sobre los usuarios… Existen redes peligrosas o redes públicas gratuitas y seguras, pero ¿sabes diferenciarlas?

Hace poco contamos en este artículo cómo conectarse a Internet de forma segura. Échale un vistazo y no dejes tu seguridad en manos de la suerte.

Recuerda que la ciberdelincuencia se ha profesionalizado: es más inteligente, automatizada y ataca a la “gran masa”… La ciberdelincuencia nunca duerme, pero, lejos de asustarte, queremos ayudarte. Si eres consciente de los riesgos y sabes cómo prevenirlos, tú como usuario puedes hacer mucho más de lo que piensas. El poder está en tus manos, no te dejes engañar.