Wifi gratis, ¿es seguro?

Wifi gratis, ¿es seguro?

Durante el verano se incrementa la movilidad porque la mayoría de los españoles aprovecha estas fechas para disfrutar de sus vacaciones, fuera de casa y lejos de la oficina. Pese al descanso, muchos no consiguen desconectar del trabajo y conectan sus equipos de trabajo, aun durante vacaciones.

Por otro lado, el trabajo en remoto es una opción que contemplan algunas empresas para que los trabajadores puedan conciliar la vida familiar y laboral en verano. Con la llegada del buen tiempo y a falta de pocos días para empezar las vacaciones, los empresarios quieren evitar el descenso de la productividad que se sufre en verano y permitir a sus trabajadores trabajar en su destino vacacional.

Sea como sea, lo cierto es que la mayoría de los empleados utiliza el ordenador portátil del trabajo para sus asuntos personales, sea en horario laboral o en su tiempo libre, durante las vacaciones de verano. Dicho esto, no es de extrañar que muchos lleven sus ordenadores de vacaciones y lo utilicen durante el tiempo de supuesto descanso.

El tiempo de ocio y relax se llena gracias a los nuevos modelos de negocio por internet (como Netflix o Spotify) que han convertido la conexión a la red en algo indispensable para el disfrute del tiempo libre. Ante este hecho, Internet se ha convertido en indispensable dentro y fuera del trabajo, estemos donde estemos.

Ansiosos de datos y ante la falta de redes propias, la mayoría se “busca la vida” para conseguir conexión y generalmente terminan conectados a cualquier red abierta, disponible y gratuita. Los puntos de acceso wifi de aeropuertos y hoteles raramente cumplen con un mínimo de seguridad, haciendo posible interceptar el flujo de datos en ellos. Parece fácil, pero ¿somos conscientes de los problemas que esto puede comportar?

Redes wifi no seguras: Las intrusiones se multiplican en vacaciones

La gente se relaja en vacaciones y los ciberdelincuentes ¡atacan tranquilos! Aunque no nos demos ni cuenta, al conectarnos a redes ajenas nos hacemos todavía más vulnerables y corremos grandes riesgos.

Por un lado, las redes no seguras que podrían ser una “trampa” y puerta de entrada para ciberdelincuentes. Así les estaríamos dando acceso directo a nuestro equipo. Por otro lado, desaparecen las barreras de entrada, ya que no disponemos de las medidas de seguridad que sí tenemos en redes cerradas en la oficina o nuestro puesto habitual de trabajo.

Ante este desconocimiento general, los ciberdelincuentes se ponen las botas.

Tengamos en cuenta que los ataques se han profesionalizado y sofisticado hasta el punto de que un ciberdelincuente puede estar oculto, y esperar a la vuelta de vacaciones para dar un salto más allá del PC y acceder también a la infraestructura de la empresa. No solo podemos contagiar el ordenador del trabajo fuera de la oficina, sino que al volver a conectarnos a la red habitual podemos contagiar el sistema interno de nuestra empresa y toda la red de equipos conectados, con el correspondiente riesgo que esto conlleva.

Consejos para conectarte con seguridad

Si tienes pensado utilizar tu ordenador u otro dispositivo durante el verano y vas a necesitar conectarte a internet, aquí tienes algunos consejos para hacerlo con la máxima seguridad:

• Siempre que puedas, utiliza la conexión 4G de tu teléfono para navegar. Intenta priorizar la utilización de tus datos móviles antes que una red wifi pública no segura.

• Mantén tu WiFi apagada. Desactiva la opción de tener siempre la conexión WiFi encendida en tus dispositivos, ya que los equipos transmiten datos entre cualquier red dentro del alcance.

• Fíjate en el nombre de la wifi pública y no te fíes nunca de las típicas Free WiFi, Internet Gratis, Wi-Fi Gratis… Las redes que llevan el nombre del establecimiento y están protegidas por una contraseña (que nos ha de facilitar el personal del lugar donde estamos) son más fiables.

Utiliza el cifrado adecuado: WPA2.

• Comprueba que las webs que consultas utilizan el protocolo de seguridad https, especialmente si nos pide usuario y contraseña para acceder a ella.

• Utiliza una conexión de red privada virtual (VPN) que permita encriptar los datos, lo que hará que muchos hackers abandonen la idea de robar tu información por esa capa extra de seguridad que tiene.

• Habilita la autenticación de dos factores. Exige un segundo elemento para iniciar sesión en un sitio web, como el código de acceso que se envía al teléfono. Esto ayuda a mantener a los hackers fuera, incluso si la contraseña está comprometida.

• Evita utilizar el almacenamiento de contraseñas de los navegadores.

Evita introducir datos personales e información sensible sobre datos bancarios, etc.

• Mantén tus dispositivos actualizados. Asegúrate de que el equipo que estés usando tenga instaladas las últimas versiones. Hay que estar siempre actualizado, tanto en sistema operativo como del resto de aplicaciones, incluyendo por supuesto las de seguridad (como antivirus actualizado, cortafuegos activados, etc.)

Borra las wifis públicas una vez te has desconectado.

Si tienes dudas sobre ciberseguridad y quieres mantener tus datos y los de tu empresa a salvo, no dudes en contactar con nosotros. ¡Te asesoramos!

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas