Consejos para la digitalización de la pyme

Consejos para la digitalización de la pyme

Muchas son las razones por las que las pequeñas y medianas empresas se quedan a medio camino o nunca directamente arrancan los procesos de transformación digital, a pesar de que los análisis y estudios dejan claro que es algo no solo beneficioso sino también necesario.

De entrada, se puede hablar de los miedos de la compañía. Están los temores ante lo que supondrá el cambio para la empresa y una cierta aversión al riesgo, pero también los miedos y las resistencias de los propios empleados. La plantilla teme que la transformación digital los deje sin trabajo –un temor muchas veces infundado– y que el cambio suponga más carga de trabajo. El proceso de cambio, sin embargo, puede ser fluido y fácil: saltar al cloud no tiene por qué ser traumático para el empleado.

Igualmente, a las organizaciones también las frenan las dudas sobre lo que supondrá la tecnología y sobre lo que aportarán los cambios. No tienen muy claro qué tendrán que incorporar y por qué, por lo que prefieren ignorar los procesos de transformación. A todo ello hay que sumar que, en ocasiones, los procesos analógicos están tan fuertemente asentados y tan integrados en las rutinas que funcionan como una barrera difícil de saltar.

En ANCO, consultora informática, os dejamos ciertos consejos y recomendaciones que pueden ayudar a las pymes a afrontar mejor este proceso de transformación digital y a enfrentarse a los miedos. Estos son los consejos para digitalizar tu pyme.

La inversión en formación digital

Uno de los primeros pasos cuando se va a emprender un proceso de transformación digital es el de incluir a la plantilla en el mismo. Hay que ser transparentes y dejar claro qué se hace y por qué. La digitalización aumenta la productividad y la eficiencia, algo que es importante para la empresa pero también para sus trabajadores.

La plantilla debe ser integrada en el proceso de cambio, escuchando sus dudas y resolviéndolas, explicando que estos procesos también tienen ventajas para ellos. El empleado debe ser consciente de las ventajas del cloud computing para el usuario y la empresa debe educarlo para comprender los cambios y saber cómo afrontarlos. La empresa necesita formar digitalmente a su plantilla y darles los conocimientos necesarios para gestionar y aprovechar la tecnología.

Definir las prioridades en un proceso de digitalización

Además, no se trata de que todos estén en el mismo barco, sino también de hacer un proceso crítico de cambio. Las pymes no deben dejarse arrastrar por las modas, las tendencias y las burbujas tech.

El proceso de transformación digital debe empezar con un examen de conciencia, comprendiendo dónde se está, qué tendencias serán más beneficiosas para la compañía y cómo se deben tomar por tanto las decisiones de cambio. Los estudios de mercado dejan claro que el cloud computing tiene que ser una prioridad para las pymes durante este año y por ello hay que integrarlo en la estrategia. Servicios como el adCoud Global de ANCO deben convertirse en piezas clave de la infraestructura de la empresa.

El cambio cultural de la empresa: clave de la digitalización

Cuando se aborda el proceso de digitalización, las pymes no se pueden quedar solo con la implantación de nueva tecnología. No supone simplemente usar tecnología y hacerlo en más áreas, sino que supone un cambio de filosofía de trabajo y de procesos. La transformación digital trae consigo la revolución del workspace, creando entornos de trabajo mucho más flexibles, más dinámicos y más colaborativos. Los trabajadores ya no necesitarán estar en la oficina para poder desarrollar sus tareas. Es además un primer paso hacia el llamado workspace inteligente, mucho más integrado y mucho más eficiente.

La importancia de la transformación digital en las empresas

En definitiva, a las pymes no les queda más remedio que iniciar el proceso de digitalización. Vivir de espaldas a la tecnología no es solo cada vez más difícil, sino también más arriesgado. Las compañías que no se digitalizan pierden oportunidades y se quedan obsoletas.

La transformación digital debe ser, por tanto, uno de los objetivos prioritarios para este ejercicio. Eso sí, las pymes deben comprender que este es un proceso en evolución constante: el mercado cambia muy rápido, por eso deben apoyarse en un partner tecnológico de confianza, como ANCO.

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas

Volver arriba