4 tendencias informáticas que marcarán la agenda en transformación digital en 2020

4 tendencias informáticas que marcarán la agenda en transformación digital en 2020

La cuenta atrás para el año nuevo ha arrancado ya, por lo que ha llegado el momento de analizar qué traerá 2020. Para los responsables de las empresas, resulta crucial comprender cómo cambiarán las cosas para así estar preparados para los cambios y para sus efectos. En el ámbito de la tecnología, estas serán las grandes tendencias que marcarán la agenda de las empresas y que se asentarán como piezas clave de su transformación digital.

Más y más cloud

Puede que el cloud no sea ya exactamente una novedad, sino más bien algo que las empresas tienen cada vez más presente como herramienta clave en su transformación digital. Aun así, el mercado sigue creciendo y lo continuará haciendo en 2020. Las empresas apostarán más si cabe por la nube y, de un modo especial, por el multicloud. Los entornos multicloud permiten combinar nubes públicas y privadas de un modo simple y eficiente.

El mercado cloud, sumando SaaS, Paas e IaaS, moverá el año que viene unos 299.400 millones de dólares en todo el mundo, según las estimaciones de Forrester.

Las compañías confiarán todavía más en los servicios cloud y los usarán de un modo mucho más amplio, confiando en ellos para cada vez más funciones. Además, y según pronostica Forrester, los proveedores cloud priorizarán el trabajo en seguridad durante el año. Esto podría hacer que las compañías pierdan las últimas reticencias que les puedan quedar al uso de la nube. Al fin y al cabo, el cloud permite ganar en eficiencia y en productividad, lo que es una ventaja clara.

La transformación digital no importa solo a las grandes empresas. Las pymes son cada vez más conscientes de la necesidad de adoptar las nuevas tendencias tecnológicas y de integrarlas en su trabajo. Un estudio reciente, por ejemplo, apuntaba que el 75% de las pymes consideraba que el cloud computing era una inversión necesaria.

El reinado del “as a service”

Y, por ello, no sorprende descubrir que los modelos “as a service” se han convertido en una pieza fundamental del modelo tecnológico de las empresas. El XaaS, el everything as a service, se está consolidando como el modelo más eficiente para acceder a servicios y productos TI. Las empresas han comprendido el valor de pagar simplemente por aquello que emplean.

Como explicaban en un análisis en CIOSpain, los CIOs ya no solo ven en el XaaS una manera de modernizar su tecnología o de adoptar aquello que necesitan, sino un nuevo modelo de operación que les ayuda a impulsar su negocio digital.

La era de la privacidad y la ciberseguridad

Los cambios legislativos han obligado en los últimos años a las organizaciones a tener muy clara cuál es su estrategia de seguridad y cómo protegen la privacidad de sus clientes. Las normas afectan al almacenamiento de datos en la nube, al modo en el que se comparten datos con terceros o hasta a las consecuencias legales que tienen los fallos de seguridad, entre otros.

Más allá de las obligaciones legales, los consumidores se han convertido en mucho más exigentes en privacidad y en mucho más conscientes de los riesgos en datos. En el año que entra, las compañías deberán mantener unos estándares en privacidad muy elevados.

Además, las compañías no se preocuparán únicamente por frenar las amenazas potenciales contra la privacidad de los consumidores, sino que también posicionarán de forma preferente en su lista de prioridades a la ciberseguridad. Las amenazas en seguridad han ido creciendo en los últimos años y se han vuelto cada vez más complejas, lo que obliga a las empresas a ser mucho más activas a la hora de protegerse contra ellas.

La entrada en madurez de la inteligencia artificial

En las listas de previsiones que los medios de comunicación han ido publicando de hacia dónde irán las cosas durante 2020, la inteligencia artificial ha ocupado una posición preferente. Su desarrollo durante los últimos años ha sido muy importante y cada vez logra realizar acciones de un modo más eficiente.

La IA es cada vez más útil para las compañías y permite conseguir mejores resultados. Todo ello hace que las empresas confíen en ella para cada vez más operaciones. En el futuro estará mucho más presente y asumirá más funciones, encaminando a las compañías hacia la hiperautomatización.