El fin de pagar por adquirir. El pago por uso está aquí para quedarse.

El fin de pagar por adquirir. El pago por uso está aquí para quedarse.

Spotify, Netflix, BlaBlaCar… ¿quién no ha utilizado estas plataformas alguna vez? Fijémonos en lo que tienen en común: pagar por utilizar un servicio, en lugar de adquirirlo. El modelo de consumo en la sociedad actual ha cambiado; ya no compramos todo lo que necesitamos, ahora pagamos por lo que utilizamos. Estos modelos de negocio están siendo bien aceptados por el mercado y el concepto de pago por uso está cada vez más interiorizado entre los españoles, sobre todo entre las generaciones más jóvenes.

El nuevo modelo de negocio: usar vs poseer

¿Os acordáis de cuándo íbamos a la tienda de música a comprar el CD de nuestro artista preferido? Esto se acabó… Ya no compramos el CD, pagamos por escuchar música ilimitadamente en un entorno virtual como, por ejemplo, Spotify.

Las ventas de vehículos han bajado durante los últimos años; muchos ciudadanos preferimos el modelo de renting o, para usos puntuales, compartir un trayecto en coche en plataformas como BlaBlaCar.

¿Comprar películas en DVD? ¡Mucho más cómodo tener la parrilla de películas en streaming y ver todas las que quieras cuando quieras! Netflix es un buen ejemplo de ello.

Y como estos, mil ejemplos más. En definitiva, el concepto de poseer quedó ya atrás. El modelo de negocio actual es pagar por lo que utilizas.

Si lo pensamos bien, ¿qué es lo que ha hecho posible este cambio cultural? La respuesta es clara: la tecnología es el ingrediente principal de la receta del pago por uso. Las mejoras de internet y la transformación digital en hogares y negocios han permitido la consolidación de nuevos modelos de negocio basados en el pago por uso.

¿Qué hay del pagar por usar en la empresa?

En el entorno empresarial ocurre exactamente lo mismo: conceptos como el renting se llevan utilizando desde hace décadas. Desde hace años, los empresarios han dejado de comprar para alquilar aquello que necesitan: oficinas, espacios para eventos, vehículos, servicios externos, etc.

La competitividad de los mercados, la inestabilidad y la búsqueda de beneficios lleva a la empresa a convertir los gastos fijos en costes variables. El empresario quiere estar siempre actualizado, sin cargar con recursos obsoletos,  y poder deshacerse de ellos fácilmente si deja de necesitarlos. ¡Tiene su lógica! La competitividad de los sectores obliga a la empresa a estar actualizada constantemente, por lo que adquirir “cosas” que pronto quedarán obsoletas vistos los cambios constantes hace que la empresa se plantee alternativas. Además, la inestabilidad o el futuro incierto, hace que muchos busquen fórmulas más flexibles.

A pesar de que la cultura empresarial está cambiando y está adaptándose a este nuevo modelo de pago por uso, las pymes aún se resisten a pagar por lo que consumen, sin tener que comprarlo. ¿Qué hay del pago por uso del sistema informático?

Cloud computing: ventajas del modelo de pago por uso

En el proceso de transformación digital, la tecnología que esté utilizando cada empresa y la forma cómo se utiliza juega un papel fundamental. El uso de la tecnología adecuada se convierte en una ventaja competitiva para el negocio, y en ANCO, la consultora tecnológica, lo tenemos clarísimo. Por eso, cientos de clientes confían en adCloud, la solución que reúne infraestructura, seguridad informática y servicios TIC bajo un modelo de pago por uso con muchas ventajas:

  • Tecnología líder y de última generación: Olvídate de la obsolescencia informática. Disfruta siempre de la tecnología más novedosa, sin costes extra. Invertimos en I+D para incorporar mejoras constantemente.
  • Siempre actualizado: Nos encargamos del mantenimiento, para que tu sistema informático siempre esté actualizado. Despreocúpate  de la informática para poder centrarte en lo que importa: tu negocio.
  • Servicio externalizado. El proveedor de cloud se encarga de dar soporte ante las incidencias del día a día. Libera al equipo IT de tareas rutinarias, para que puedan centrarse en añadir valor a tu negocio. ¡No dejes que los pormenores informáticos te paren!
  • Gasto escalable. Adapta lo que tienes a lo que necesitas y paga sólo por lo que consumes. Si tu negocio crece, adCloud lo hace contigo y, si necesitas menos, disminuye para no pagar de más ni cargar infraestructura que no necesitas.
  • Gasto controlable. Convierte la tecnología en un gasto fijo, mensual y previsible. Sabrás exactamente cuánto vas a pagar cada mes, así que ¡se acabaron las sorpresas!

Igual que en otros ámbitos de nuestra sociedad, el uso de la tecnología también está cambiando. ¿Por qué invertir en una tecnología que no sabes cuánto tiempo va a ser útil para tu empresa? ¿No es mejor contratar un servicio que te ofrezca justo lo que necesita tu negocio en este momento? En una era donde la competitividad del mercado se basa en la optimización de los recursos, parece más que lógico ajustar el consumo de la tecnología con modelos como el pago por uso.