Cloud computing y teletrabajo: productividad en tiempos de coronavirus.

Cloud computing y teletrabajo: productividad en tiempos de coronavirus.

La crisis del coronavirus está afectando a la actividad de muchas empresas, que se ven perjudicadas por la falta de personal, los parones de actividad y la reducción de la productividad. Muchos negocios están en jaque.

En este escenario de incertidumbre sobre cómo evolucionará el Covid-19, el teletrabajo es una de las principales medidas de seguridad que están barajando los Ministerios de Sanidad y Trabajo en España. Las empresas que no estén tecnológicamente preparadas para adaptar estas medidas corren el riesgo de reducir su productividad y sufrir pérdidas económicas.

El miedo a las consecuencias del covid-19 ha hecho resurgir el debate sobre el teletrabajo como medida para evitar el contagio en las pymes españolas. En este punto se reabre el debate: ¿Están las empresas españolas preparadas para el teletrabajo? Si tu empresa tuviera que implantar el teletrabajo mañana mismo como medida de urgencia, ¿dispone de la tecnología y los recursos necesarios para hacerlo?

Teletrabajo con tecnología cloud computing.

Desde hace tiempo se habla de las ventajas del cloud computing, sobre todo por el beneficio económico para la empresa en el largo plazo. En casos excepcionales como el que estamos viviendo ahora con la crisis del coronavirus, la necesidad de trabajar desde casa -con acceso seguro a la información, programas y aplicaciones necesarias-, vuelve a evidenciar las bondades de la tecnología cloud computing.

Soluciones de IaaS “llave en mano” como adCloud de ANCO, dan a tu negocio y empleados la flexibilidad que se necesita ahora, para evitar contagios, mantener la productividad y evitar que el negocio se resienta.  

Por si todavía no lo tienes claro, así es como el cloud computing facilita el teletrabajo:

  • Workspace digital: El espacio de trabajo ya no está en un ordenador o en la oficina; el espacio de trabajo es digital y está accesible siempre. Los empleados pueden acceder a su escritorio virtual (con sus documentos, programas, aplicaciones, etc.) desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo.
  • Movilidad. El workspace digital es flexible, adaptable y permite la movilidad. Los trabajadores pueden desempeñar sus tareas con normalidad y de manera eficiente desde cualquier equipo y en cualquier momento. Ya no dependen de la oficina física. Ni los viajes en AVE, ni el coronavirus interrumpirán su productividad ni la marcha normal de tu negocio.
  • Smartworking: Está probado que el teletrabajo incrementa la productividad y mejora la gestión del tiempo. Trabajar desde casa permite a los empleados concentrarse mejor, evita distracciones y ahorra los tiempos “muertos” (conversaciones entre compañeros, breaks para tomar café, etc.).
  • Entornos colaborativos: Cada empresa podrá organizar la información y gestionar los permisos como quiera. Al trabajar en la nube, toda la información puede estar compartida en tiempo real, creando entornos colaborativos y simplificando el trabajo en equipo. Los documentos, ficheros y carpetas están disponibles y pueden compartirse al instante con los compañeros.
  • Seguimiento y control. El principal miedo de los empresarios es que el teletrabajo aumente el ausentismo laboral; el teletrabajo genera una falta de confianza en el empresario por no saber en qué están empleando su tiempo sus trabajadores. Con la tecnología cloud computing el empresario puede controlar y hacer seguimiento de la productividad de sus trabajadores.

La necesidad de teletrabajar impulsará la transformación digital.

Las empresas pioneras en implementar soluciones informáticas en la nube son las menos preocupadas, pues disponen de un plan: pueden aprovechar la flexibilidad que proporciona la nube, sin preocuparse por descensos en la productividad ni por la continuidad de su negocio. En el lado opuesto, las empresas que se han resistido al cambio, se están dando cuenta de las limitaciones de la informática on-premise, que inutiliza al empleado cuando no está presencialmente en la oficina.

Tal vez el coronavirus sirva para concienciar a la pyme española de cómo la tecnología puede mejorar la competitividad de sus negocios. Quizás este sea el empujón definitivo para la transformación digital de las empresas: un paso forzado hacia la implementación de soluciones tecnológicas flexibles que reinventen el espacio de trabajo, permitan la movilidad de los trabajadores y mejoren la productividad de los equipos y los negocios.

Lo urgente versus lo importante

El coronavirus y la alarma social nos han puesto las pilas, pero no hay que dejarse engañar. El cloud computing es la tecnología que simplifica al máximo el teletrabajo, pero esa no es su única funcionalidad ni su único beneficio. La decisión de migrar la infraestructura informática de tu negocio a la nube debe responder a otros objetivos a medio y largo plazo.

La implantación de la tecnología cloud computing puede suponer la supervivencia de tu negocio, no sólo ante emergencias como la del coronavirus, sino también en cuestiones como la digitalización, la competitividad, la ciberseguridad o el cumplimiento normativo en materia seguridad de la información y la protección de datos.

Si todavía no has dado el salto a la nube, pero te planteas hacerlo por alguno de estos motivos, en ANCO podemos ayudarte. Más allá de la urgencia actual, nosotros te ayudaremos a sacarle el máximo partido a la digitalización de tu negocio, con un proyecto accesible para pymes, sólido y de continuidad, que pueda impulsar tu negocio y hacerlo más competitivo. ¡Contacta con nosotros aquí!

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas

Volver arriba