¿Preocupados por la productividad en el teletrabajo? La tecnología llega al rescate.

¿Preocupados por la productividad en el teletrabajo? La tecnología llega al rescate.

La crisis del coronavirus ha supuesto un boom del teletrabajo en España, una revolución que está llamada a quedarse. Las empresas han comprendido el valor de ser más flexibles y cómo el trabajo en remoto les aporta resiliencia, mientras que sus trabajadores han empezado a valorar los aspectos más positivos de esta forma de trabajar.

Sin embargo, el salto al teletrabajo ha creado nuevos retos. Las compañías han tenido que actualizar su uso de la tecnología y ajustar su cultura de trabajo con herramientas y soluciones tecnológicas que lo faciliten como el cloud computing. Si tus empleados no están en la oficina, debes asumir que las rutinas de trabajo cambiarán y se adaptarán a ese nuevo entorno. Pero asumir ese cambio no es sencillo, ya que las empresas están muy preocupadas por la productividad y la eficiencia. Los responsables de las compañías se preguntan cómo afectará a la productividad de sus trabajadores el que estén fuera de su entorno de trabajo habitual.

La productividad: un reto para las empresas

De hecho, los expertos ya señalaban en el arranque de la crisis que, tras el reto que había supuesto la migración masiva y repentina de los trabajadores a sus domicilios, la gran cuestión estaría en cómo mantener la productividad. Para los trabajadores, insistían entonces, necesitaban una curva de aprendizaje que les permitiese seguir su ritmo de trabajo habitual desde otro entorno, algo que la crisis no estaba permitiendo. 

Tras la experiencia de los meses del confinamiento, no todas las empresas han notado los beneficios del teletrabajo en lo que a productividad respecta: un 48% de las pymes españolas asegura que el aumento en productividad fue nada o poco notorio, como concluyen en un estudio que publica Channel Partner.

El que la productividad será uno de los aspectos más complicados de la popularización del teletrabajo es prácticamente incuestionable, tanto que el Banco de España apoya el impulso del trabajo en remoto como vía para la recuperación económica, pero insiste en que puede tener efectos negativos en la productividad de las empresas.

Cómo gestionar e impulsar la productividad en el teletrabajo

Por todo ello, las empresas deben introducir la productividad como un factor a tener en cuenta tanto cuando están diseñando su estrategia de teletrabajo como cuando estén afinando cómo conectarán con sus trabajadores para guiarlos ante estos retos. Antes que nada, tendrán que crear una cultura de trabajo en remoto y educar a sus trabajadores sobre las mejores prácticas para el teletrabajo. Eso también implica cambiar el modo de gestión desde la dirección de la compañía y evitar aquellas prácticas que tienen cierto sentido en la oficina, pero escaso cuando la plantilla está trabajando desde casa.

Además, las compañías necesitan dar a sus trabajadores las herramientas tecnológicas necesarias para teletrabajar, lo que supone apostar por soluciones TI que ayuden al trabajo en remoto, pero también por herramientas que se centren en la productividad

Controla y mide la productividad de tu equipo con AMS

Una de esas soluciones es AMS (Activity Management System), de ANCO; una herramienta de productividad que ayuda a que las empresas sepan cómo usan sus empleados sus sistemas informáticos y a proteger la información confidencial. No son sus únicos beneficios: una de las ventajas de AMS es que permite medir y mejorar la productividad de la jornada laboral en remoto. AMS optimiza el teletrabajo y ayuda a los gestores de las empresas a comprender cómo sus empleados distribuyen su jornada laboral cuando no están en la empresa.

Su uso es muy sencillo. AMS instala un agente en los ordenadores de los trabajadores en remoto, que recopila datos de uso de aplicaciones y ficheros y hace un seguimiento de navegación sin sobrecargar los equipos con un uso excesivo de recursos. La propia herramienta se encarga de analizar los datos de forma automatizada y de generar conclusiones precisas sobre los patrones de uso, alertando de prácticas poco recomendables.

Con ello, alerta cuando se están produciendo patrones de riesgo – por ejemplo, navegación poco segura o un acceso poco protegido a ficheros – pero también permite comprender qué hace que los trabajadores sean más o menos productivos.

¿Tienes dudas sobre cómo el teletrabajo va a cambiar las empresas y sobre qué debe hacer tu compañía para estar a la altura de este reto? Participa en nuestro webinar gratuito sobre teletrabajo y cloud computing para resolver todas tus dudas.

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas

Volver arriba