8 consejos para el teletrabajo eficiente

8 consejos para el teletrabajo eficiente

¿Quién dijo que teletrabajar era coser y cantar? Aunque el teletrabajo pueda ofrecer al empleado mayor libertad y flexibilidad, también puede ocasionar pérdidas de eficiencia y productividad si no lo tiene por costumbre. La situación de crisis nos ha empujado al teletrabajo “forzoso” y ha pillado a muchos desprevenidos. Algunas empresas no tenían implementado ningún sistema de teletrabajo y han tenido que improvisar provocando cambios inesperados del lugar de trabajo y condiciones para sus trabajadores.

Trabajar desde casa requiere organización, disciplina y comunicación. Si nos olvidamos de alguna de estas premisas, el teletrabajo puede provocar desmotivación, menos productividad y baja eficiencia. Para luchar contra ello, en ANCO hemos preparado una lista de 10 recomendaciones que te ayudarán a mantener la motivación y a convertir el teletrabajo en una experiencia satisfactoria.

Consejos y herramientas para teletrabajar mejor

Consejo y herramientas de teletrabajo en equipo
  1. Házte con todo lo necesario para teletrabajar. Para sacarle partido a las ventajas del teletrabajo es importante disponer del equipo y los medios necesarios: equipo informático, aplicaciones y programas, conexión a internet (imprescindible si trabajas en el cloud), acceso a la información y documentos de la empresa, etc. El acceso a herramientas de comunicación y colaboración sirve para no perder el vínculo con tus compañeros equipo y mantener una comunicación fluida con todo el equipo.
  2. Planifica la jornada de trabajo. Si quieres evitar estrés, cumplir con los objetivos y llegar a los plazos de entrega, la planificación será tu mayor aliada. Haz una lista de las tareas pendientes, organiza la jornada laboral y prioriza las tareas en función de su urgencia e importancia. Poner límites y respetar los descansos es imprescindible para rendir en el trabajo. Respeta el horario, de lo contrario terminarás trabajando más horas de lo que deberías y tu rendimiento se verá afectado.
  3. Mantén una rutina. Que no salgas de casa para ir a la oficina no significa que debas estar en pijama todo el día. Prepárate para empezar una nueva jornada laboral todos los días: aséate, vístete (aunque sea con ropa cómoda), fíjate un horario de trabajo y no te olvides de hacer ejercicio, necesitarás mantener cuerpo y mente sanos.
  4. Planifica tus descansos. Si planificar tu jornada laboral es importante, tus descansos también lo son. Calendariza las pausas para desayunar y comer. Desconecta de tu lugar de trabajo en intervalos de 10 minutos cada dos horas aproximadamente, para mantener la concentración. Si mantienes una rutina diaria y evitas las distracciones, el teletrabajo se hará mucho más llevadero y aprenderás a ser igual o más productivo que en la oficina.
  5. Crea tu home office. El espacio de trabajo debe ser un lugar diferenciado del resto de la casa, aislado de distracciones y zonas de paso e idealmente independiente (en la medida de lo posible). Asígnale un espacio a tu “oficina” en casa, ya sea en el comedor, en la sala de estar o en una habitación apartada. Lo importante es que sientas que estás en tu lugar de trabajo.
  6. Mantén el contacto con el equipo. Junto con tus compañeros, define un sistema de comunicación. ¡Existen muchísimas herramientas de comunicación y colaboración disponibles para seguir en contacto!  Una forma ágil de hacerlo es mediante aplicaciones de chat o mensajería instantánea (aquí te proponemos algunas). Reportar los avances en tus tareas y mantenerte al corriente de lo que hagan tus compañeros ayudará a mantener el espíritu de equipo y a seguir motivados en tiempos de crisis. Las herramientas de organización de reuniones (ya sea por videollamada entre dos o videoconferencia con varias personas del departamento) pueden servirte para mantener reuniones frecuentes, evitar el aislamiento y conseguir mantener la motivación de todo el equipo. Aquí tienes algunas de las más utilizadas.
  7. Evita las distracciones. Las distracciones pueden ser tu peor enemigo cuando trabajas desde casa. No dejes que tu eficiencia se vea disminuida por factores externos como la familia, compañeros de piso, mascotas, redes sociales, etc. Resérvalos para tus descansos.
  8. Trabaja en un entorno seguro. Los ciberataques se han disparado desde el inicio de la crisis del coronavirus. Estos días se multiplican las conexiones en remoto desde entornos no securizados, y eso hace vulnerables a las empresas. Conciénciate de que la continuidad del negocio no solo depende de seguir trabajando (en remoto), sino que también depende de no poner a toda tu empresa en riesgo. Debes trabajar en un entorno seguro. Todos los consejos anteriores carecen de sentido si los datos de tu empresa se ven comprometidos. Cuando se trata de teletrabajo seguro, ANCO tiene el combinado de seguridad y cloud computing perfecto.

El confinamiento ya empieza a hacer mella, pero todavía quedan unos días… Si sigues estos consejos e incorporas las pequeñas prácticas que te proponemos a tu día a día, seguro que el teletrabajo (y el aislamiento) se te harán mucho más llevaderos.

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas