Seguridad, cloud y teletrabajo: una relación crucial para las empresas

Seguridad, cloud y teletrabajo: una relación crucial para las empresas

En las últimas semanas, la actualidad ha obligado a las empresas a dar el salto al trabajo en remoto. La expansión del coronavirus y la obligación de confinamiento de la población han hecho que el teletrabajo se vea como la única alternativa posible para poder seguir manteniendo la actividad y la producción. Las empresas han comprendido el potencial del cloud para esta modalidad de trabajo, haciendo que sus empleados se queden en casa y trabajen desde sus hogares, accediendo a la información desde la nube.

A finales de 2019, sólo el 7,9% del total de ocupados teletrabajaba (según Adecco) y, aunque no hay estadísticas de cuántas empresas españolas han dado el salto al teletrabajo en 2020, algunos indicadores permiten asumir que han sido muchas. Por ejemplo, algunas estadísticas hablan de que la venta de portátiles se ha disparado, con un crecimiento de hasta el 60% en ventas. El salto de las compañías al trabajo en remoto es una buena noticia en la lucha contra el avance del covid-19, pero es importante que el proceso venga respaldado por una estrategia clara de transformación digital dentro de las propias empresas.

Descárgate nuestro estudio sobre el futuro del trabajo; el workplace es digital y la nube es la herramienta que impulsa a las empresas a la transformación digital:

Las organizaciones no pueden simplemente decidir trabajar desde casa. Deben hacerlo de un modo organizado, usando herramientas eficientes y sólidas, como es el caso de las soluciones de ANCO, y teniendo muy presentes los retos que supone teletrabajar. No solo deben adaptar los ritmos de trabajo y las jornadas de sus empleados a la nueva realidad, sino que deben ser mucho más conscientes de la importancia de la ciberseguridad.

El cibercrimen no descansa en tiempos de coronavirus

La relación entre ciberseguridad y teletrabajo debe ser muy estrecha, porque, a pesar del complicado contexto en el que nos encontramos, los ciberdelincuentes no descansan. De hecho, los especialistas en seguridad han detectado un incremento en la actividad de los cibercriminales. La Guardia Civil, por ejemplo, reconocía hace unos días que los delitos 'tradicionales' habían caído, pero también avisaba de que el riesgo de ciberataque había ido en aumento.

La situación en el mundo corporativo es complicada. Por un lado, muchas empresas han hecho el proceso de un modo rápido, priorizando el salto al teletrabajo y al cloud y olvidando la seguridad. Por otro, porque muchas de ellas son pymes que se estrenan en el teletrabajo y que no cuentan con una estrategia definida en este terreno ni en seguridad.

A ello hay que sumar que, en general, los entornos fuera de la oficina resultan mucho más vulnerables, ya que escapan del control directo del responsable de TI y puesto que es más probable que el trabajador use dispositivos propios.

Y, aunque muchas cosas han quedado en una suerte de limbo durante estos días, eso no ha ocurrido con la necesidad de proteger la información y de cumplir con las normativas de protección de datos. El teletrabajo seguro es, por tanto, mucho más importante, porque se necesita seguir garantizando la protección de datos en la nube, el respeto por la RGPD o la transmisión segura de la información entre los empleados de la compañía.

Una brecha de seguridad sigue siendo un riesgo que ninguna empresa puede permitirse y sus consecuencias continúan siendo las mismas.

Buenas prácticas para teletrabajar de forma segura

Por ello, la implementación del teletrabajo debe realizarse con la seguridad también en mente. Eso implica optar por una plataforma cloud securizada, como es el caso de adCloud de ANCO, que blinda el entorno de teletrabajo y, en términos de seguridad, los datos de la empresa.

También es el momento de tener muy presentes cuáles son las buenas prácticas en seguridad y cuáles se deben seguir para teletrabajar en la nube. Hay que seguir las mejores prácticas de protección de datos en la nube y cuidar muy bien qué se hace en todos los campos. Por ejemplo, es importante usar contraseñas seguras y robustas, que reduzcan la exposición. Concienciar a la plantilla sobre los peligros del phishing o sobre la importancia de cambiar contraseñas, actualizar equipos y realizar copias de seguridad ayudará a reforzar la ciberseguridad en la compañía.

Por último, no hay que olvidar que el almacenamiento de datos en la nube es ya una oportunidad de partida para implementar la seguridad. Una de las ventajas del cloud computing es la de propiciar un entorno más seguro, siempre que se hagan bien las cosas.

¿Tienes todavía dudas sobre ciberseguridad y cloud? Ponte en contacto con nuestro equipo y estaremos encantados de resolverlas. Descubre también nuestra solución cloud y todo lo que puede hacer por tu empresa.

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas

Volver arriba