Las diferencias entre PaaS, SaaS, IaaS que debes conocer

Las diferencias entre PaaS, SaaS, IaaS que debes conocer

Marketing - Redactor

El cloud computing no ha parado de crecer durante los últimos años, tanto a nivel de usuarios como dentro de las compañías. Sus modelos ‘as a service’, que permiten el consumo de elementos como un servicio ofrecido por terceros, ofrecen gran flexibilidad a las empresas. Permiten desentenderse de parte de la TI y centrarse en el crecimiento del propio negocio.

Existen tres tipos principales de servicios de cloud computing. ¿En qué se diferencian unos de otros?

Diferencias entre IaaS, PaaS y SaaS

IaaS, PaaS y SaaS son las siglas de Infrastructure as a Service (infraestructuras como servicio), Platform as a Service (plataformas como servicio) y Software as a Service (software como servicio). Cada modelo ofrece una solución para utilizar la nube en tu organización.

Estos modelos de servicio no son opuestos entre sí, sino que cada uno ofrece cierto grado de gestión informática, lo que supone una alternativa a las soluciones informáticas locales autogestionadas.

Mientras que las soluciones tradicionales te obligan a gestionar tu propia infraestructura y software de TI in situ, IaaS es un enfoque que ofrece servicios de almacenamiento, redes y virtualización, entre otros, en régimen de pago por uso. 

PaaS incluye más servicios, como herramientas de desarrollo de software y hardware disponibles a través de Internet. Con SaaS, obtendrás el máximo nivel de gestión de proveedores al “alquilar” soluciones de software completas.

El siguiente diagrama ilustra el diferente nivel de gestión de proveedores que te ofrece cada modelo de servicio, la principal distinción a destacar entre ellos.

Comparativa IaaS frente a PaaS

IaaS te ofrece un excelente nivel de control sobre tus sistemas operativos. Es la base de tu entorno de computación en la nube. Por otro lado, PaaS te permite desarrollar aplicaciones web sin tener que alojarlas in situ, lo que te da más flexibilidad pero un poco menos de control.

El modelo más adecuado para ti dependerá de tus necesidades empresariales. Por ejemplo, si quieres desarrollar un sitio web, un producto IaaS como Amazon Web Services te proporcionará la infraestructura para alojar el sitio y tus aplicaciones. 

Sin embargo, si deseas añadir algunas funciones personalizadas, un producto PaaS como Google App Engine alojará tu sitio, pero también permitirá a tus desarrolladores crear y desplegar aplicaciones en la nube personalizadas.

Comparativa SaaS frente a PaaS

Como se ha mencionado anteriormente, las soluciones de PaaS se utilizan para desarrollar nuevos productos sobre la red existente. Sin embargo, un servicio SaaS o el software como servicio va más allá. Está totalmente gestionado por el proveedor y está directamente listo para ser utilizado por tus equipos.

¿Por qué elegir un producto PaaS en lugar de un producto SaaS o viceversa? Un ejemplo: si quieres desarrollar un software de nóminas adaptado a tus necesidades de RRHH, las soluciones de PaaS proporcionan todas las herramientas necesarias. Cuando tu producto esté terminado, podrás considerar un SaaS. 

Comparativa IaaS frente a SaaS

Las soluciones SaaS ofrecen servicios de gestión de software a través de proveedores externos. En cambio, con IaaS, el proveedor sólo suministra y mantiene los componentes clave, como los servidores o el almacenamiento.

El modelo más adecuado para tu empresa depende del resultado deseado. Si quieres tener un control total sobre tu entorno en la nube y evitar problemas de gestión externa que podrían comprometer la funcionalidad o la seguridad de tus datos, IaaS es la solución ideal. Sin embargo, si no necesitas mucha flexibilidad y prefieres la facilidad de uso, es mejor migrar a una pequeña solución SaaS.

IaaS vs PaaS vs SaaS. Eligiendo la mejor opción para tu empresa

¿Cuál elegir? Depende de tu empresa, de tu actividad, pero también del nivel de control sobre la infraestructura que necesites. En cualquier caso, debes elegir cuidadosamente a tu proveedor de servicios IT.

  • De forma más general, el SaaS es la solución más popular porque permite externalizar en lugar de contratar a uno o varios especialistas informáticos. Recurrir a un proveedor de servicios es la mejor manera de contar con un experto a un coste menor, aprovechando al mismo tiempo las últimas tecnologías.

Es es la solución más sencilla, una solución “all-in” de rápido despliegue.

  • PaaS ofrece más flexibilidad, lo que es especialmente útil si deseas tener tus propias herramientas de TI.  Microsoft Azure o IBM Bluemix son dos ejemplos de estas plataformas que te permiten combinar la experiencia de un gran nombre en TI con tus habilidades internas.

PaaS es una solución centralizada, que favorece la optimización de recursos y el ahorro de costes.

  • Por último, IaaS permite un control aún mayor aprovechando las ventajas del “pago por uso”. Desde un punto de vista estratégico, la adopción de IaaS permite reducir las inversiones para aumentar los gastos de explotación, una estrategia (conocida como la transición de CapEx a OpEx) que a menudo resulta ser financieramente más interesante.

Uno de los puntos fuertes de este servicio, al ser una solución a medida, es la escalabilidad que ofrece a las empresas.

PaaS, Saas, IaaS con ANCO

En ANCO somos una consultora tecnológica con experiencia en cloud computing de más de 15 años, y ofrecemos un amplio abanico de soluciones cloud. Saber qué solución es la más adecuada para tu empresa es una tarea complicada. Nuestro equipo de especialistas se encargará de ayudarte y asesorarte, nos adaptamos a tu negocio. ¡Benefíciate de todas las ventajas del cloud computing!

Categorías

Categorías

Monográfico

Artículos más leídos

Etiquetas