Phishing: las amenazas a la ciberseguridad crecen un 667% durante el confinamiento

Phishing: las amenazas a la ciberseguridad crecen un 667% durante el confinamiento

La crisis del coronavirus ha puesto a las empresas en una situación compleja. Les ha obligado a cambiar por completo sus rutinas de trabajo y a tomar decisiones rápidas en cuestiones de tecnología, en busca de alternativas informáticas que permitan el trabajo en remoto.

El confinamiento contra la covid-19 ha obligado a las compañías a asumir nuevos retos y ha precipitado la adopción de nuevas tecnologías o herramientas TIC. Es lo que ha ocurrido con el famoso teletrabajo: España se resistía a él, pero ahora es la única alternativa capaz de garantizar la continuidad de nuestro tejido empresarial. El confinamiento nos ha obligado a trabajar desde casa y parece que empresarios y trabajadores empiezan a comprender que debería quedarse cuando todo esto pase.

El teletrabajo en sus diferentes modalidades (más o menos eficientes)  ha permitido a las empresas seguir siendo operativas, aunque también generó nuevos puntos de tensión en cuestiones de ciberseguridad. Para teletrabajar bien, es necesario contar con sistemas protegidos y herramientas seguras.

Además de implementar soluciones de teletrabajo, la ciberseguridad - que a inicios de 2020 ya era un asunto prioritario para las empresas -  se ha vuelto un asunto todavía más delicado a raíz del contexto actual. Por un lado, el que los empleados trabajen desde casa aumenta los potenciales riesgos y fallos de seguridad.  Por otro, los cibercriminales ven en el pico de actividad online que ha traído el coronavirus una oportunidad para pillar a más incautos, tanto en el universo B2C como en el B2B.

Si antes de todo esto los directivos ya consideraban a los ciberincidentes, como el cibercrimen, la principal amenaza para su negocio en 2020, como señala un estudio de Allianz, ahora es probable que el temor a su impacto sea mayor. Como apuntan en un reportaje en El Español, el coronavirus ha creado la “tormenta perfecta” para que los ciberdelincuentes ataquen y triunfen.

En su estrategia, el usuario es el eslabón más débil de la cadena y el phishing es la joya de la corona, la palanca que usan para atacar a las empresas. Es por ello por lo que los CEOs, CIOs, y responsables IT necesitan afinar más que nunca su actividad de protección y de lucha contra estas amenazas digitales.

El phishing que usa el coronavirus, en aumento

La base de la técnica que usan los 'malos' de la red es clásica. El coronavirus genera mucho interés y capta rápidamente la atención de los internautas, por lo que lo usan como gancho. Prometen más información o se camuflan como fuentes seguras vinculadas a la enfermedad o a los problemas que genera –haciéndose pasar desde la OMS hasta Hacienda– y empujan al internauta a hacer clic en páginas en las que no debería.

Además, y dado que el crecimiento del uso del correo electrónico durante la crisis ha sido de un 40%, tienen una audiencia más amplia de lo habitual para sus correos maliciosos. Una estadística apunta que entre febrero y marzo el phishing vinculado al coronavirus subió en un 667%. 

Los datos de la consultora KPMG también apuntan en esa dirección: los cibercriminales son más activos y el phishing se ha disparado. Igualmente, sus tácticas se han vuelto más sofisticadas durante la crisis, lo que hace que resulten más creíbles y sean potencialmente más eficientes.

Contar con una estrategia de seguridad eficaz y con soluciones de ciberseguridad de última generación para prevenir y proteger contra estas prácticas se ha vuelto más importante que nunca.

Cómo protegerse de un ataque de phishing

Los responsables IT deben ser muy conscientes del alcance que puede tener una intrusión de este tipo y tomar cartas en el asunto. Si el usuario es el blanco habitual, es imprescindible formar y concienciar a los trabajadores sobre los riesgos y las buenas prácticas a seguir. Establecer una estrategia contra el cibercrimen y promover una cultura de seguridad en la empresa es fundamental, pero ¿por dónde empezar?

Antes de tomar decisiones o emprender acciones, es imprescindible realizar una auditoría de ciberseguridad para conocer la situación actual e identificar tus vulnerabilidades. Si quieres ahorrar los costes de una auditoria de seguridad digital profunda, ANCO pone al alcance de todos una auditoría de primer nivel para saber cuál es el comportamiento de tus empleados ante un ataque de phishing. El simulador de ataques de phishing pone a prueba a tus empleados y averigua su vulnerabilidad ante un posible ataque por e-mail. Además, si quieres, incluye una plataforma educacional que les conciencia sobre los riesgos en ciberseguridad y les enseña a protegerse, aprendiendo a identificar los falsos correos para que no vuelvan a picar.

¡Es un punto de partida sencillo, rápido y barato! A partir de ahí podrás reforzar tus sistemas de seguridad informática o tomar las medidas de concienciación y formación a los usuarios más “despistados”. ¡La concienciación y formación son las armas más poderosas para hacer frente al phishing!

Las empresas deben armarse con las mejores herramientas posibles para atacar las amenazas de raíz y mantener datos y sistemas a salvo. ¿Cuáles son los riesgos que amenazan a tu empresa y cómo puedes prevenirlos? Ponte en contacto con nosotros y te guiaremos por los retos de ciberseguridad que marcan la agenda, ofreciéndote soluciones claras para neutralizarlos.

Categorías

Categorías

Monográfico

La transformación del espacio de trabajo

Artículos más leídos

Etiquetas

Volver arriba