Seguridad red: Detecta y combate amenazas DNS en tu entorno corporativo

Seguridad red: Detecta y combate amenazas DNS en tu entorno corporativo

Marketing - Redactor

Imagina que un empleado recibe un correo de phishing y, al hacer clic en un enlace, su navegador lo redirige a un sitio falso.

Al ingresar sus credenciales en esta página falsa, los atacantes ya pueden acceder a la red de su compañía y robar datos sensibles.

El 90% de los ciberataques comienzan con una simple consulta DNS, y es por ello que las empresas deben minimizar las brechas de seguridad y protegerse de los cada vez más sofisticados ataques.

De ahí surge la necesidad de añadir capas de seguridad proactiva, y contar con soluciones como el filtrado de DNS, herramienta de protección clave para las redes corporativas que permite detectar y mitigar estas amenazas de la red en tiempo real.

¿Sabes cómo funciona este sistema y cómo hacer que tus empleados naveguen por internet tranquilamente mientras mantienes tu entorno protegido?

Detecta y combate amenazas en tiempo real.

Protege tu negocio ante amenazas DNS con la mejor tecnología y un equipo de especialistas (SOC).

¡Quiero saber más!

El papel de las consultas DNS en la ciberseguridad

El Sistema de Nombres de Dominio o DNS (Domain Name System) es esencial para la navegación en internet: traduce los nombres de dominio a direcciones IP numéricas (estas solicitudes son conocidas como consultas DNS), que los sistemas informáticos utilizan para localizar y comunicarse con los servidores.

Sin embargo, este sistema de los años 80 fue diseñado con foco en la funcionalidad y no en la seguridad, de manera que es hoy en día un objetivo común para los ciberdelincuentes.

Los servidores DNS son vulnerables a una gran variedad de ataques como la suplantación de identidad, la denegación de servicio (DDoS) o el phishing.

Tipos de amenazas asociadas con el DNS

Las amenazas asociadas con el DNS son varias, y cada una con distintas consecuencias para la seguridad de las redes empresariales.

Desde ataques de phishing hasta la creación de botnets, los ciberdelincuentes explotan vulnerabilidades en el DNS para llevar a cabo sus actividades maliciosas.

El 90% de las empresas sufre más de un ataque DNS anual con costes valorados en más de un millón de euros.

Vamos a explorar los tipos más comunes de ataques relacionados con el DNS y en qué consisten estas amenazas a la seguridad red.

  • Phishing. El phishing es un tipo de ataque que tiene como objetivo engañar a los usuarios, llevándolos a sitios web fraudulentos para que den información confidencial, como contraseñas o datos financieros. Los atacantes envían correos electrónicos con los enlaces maliciosos, y cuando los usuarios dan clic, una consulta DNS los redirige al sitio falso.
  • DNS Spoofing. Este ataque consiste en la manipulación de la caché del servidor DNS para redirigir el tráfico a sitios maliciosos. Los atacantes envían respuestas falsas a un servidor DNS, que guarda esta información incorrecta en su caché. Cuando los usuarios hacen consultas DNS, el servidor les proporciona la dirección IP incorrecta, dirigiéndolos a sitios controlados por los atacantes.
  • Botnets. Los botnets son redes de ordenadores infectadas controladas remotamente por los atacantes. Los dispositivos comprometidos usan el DNS para comunicarse con los servidores de comando y control de los atacantes, y estos envían instrucciones a los bots para realizar acciones maliciosas como enviar spam, lanzar ataques DDoS o robar información.
  • DDoS. Estos ataques buscan sobrecargar con tráfico un servicio para hacer que sea inaccesible. Los atacantes utilizan múltiples ordenadores para enviar una gran cantidad de consultas DNS al servidor de la víctima, agotando sus recursos y provocando que los servicios se caigan o funcionen lentamente.
  • DNS Tunelling. Es el uso de consultas y respuestas DNS para transmitir datos ocultos. Los atacantes encapsulan datos dentro de consultas DNS, usando dominios especialmente configurados. Este tráfico parece normal para muchas soluciones de seguridad, permitiendo que los datos pasen sin ser detectados, lo cual se utiliza para evadir firewalls y sistemas de detección de intrusos.
  • DNS Hijacking. Este tipo de ataques redirigen el tráfico de un dominio a una dirección IP incorrecta. Los atacantes manipulan los registros DNS de un dominio, cambiando la dirección IP asociada. Cuando los usuarios intentan visitar el dominio legítimo, son redirigidos a un sitio malicioso o una página de phishing controlada por los atacantes.
  • Typosquatting. Este ataque ocurre cuando los criminales registran nombres de dominio que son similares a los verdaderos, pero contienen errores tipográficos (por ejemplo, "goolge.com" en lugar de "google.com"). Esto provoca que, cuando los usuarios escriben mal la URL, sean dirigidos a sitios web maliciosos donde se les robe información.

Filtrado y seguridad DNS

El filtrado DNS es una técnica de seguridad que monitorea y controla las consultas DNS para bloquear el acceso a sitios web maliciosos o no deseados.

Cuando un usuario intenta acceder a un sitio web, su dispositivo envía una solicitud DNS para convertir el nombre de dominio en una dirección IP. Esta solicitud es interceptada por el sistema de filtrado DNS, que la analiza contra bases de datos de dominios conocidos que incluyen listas negras (dominios maliciosos) y listas blancas (dominios seguros). Si el dominio solicitado está en la lista negra, el acceso es bloqueado; si está en la lista blanca, el acceso es permitido.

Este proceso ayuda a garantizar un entorno digital más seguro para las organizaciones.

Beneficios del filtrado DNS en la seguridad red

Ya hemos visto que implementar una solución de filtrado DNS en tu empresa proporciona una capa adicional de defensa proactiva contra una variedad de amenazas cibernéticas.

Pero ¿Cuáles son los beneficios de esta medida de seguridad red?

  1. Prevención de acceso a sitios web maliciosos. Implementar un filtro DNS ayuda a bloquear automáticamente el acceso a sitios web conocidos por alojar malware, virus y otros contenidos peligrosos. Esto impide que los empleados descarguen inadvertidamente software malicioso que podría comprometer la red.
  2. Protección contra phishing y otras formas de ingeniería social. El filtro DNS bloquea los sitios de phishing, que son utilizados por los atacantes para robar credenciales e información sensible. Al impedir que los usuarios accedan a estos sitios fraudulentos, la empresa puede reducir significativamente el riesgo de ataques de ingeniería social exitosos.
  3. Reducción de la superficie de ataque. Al restringir el acceso a sitios web y servicios no autorizados, el filtro DNS disminuye las oportunidades para que los atacantes exploten vulnerabilidades dentro de la red. Esto limita los puntos de entrada y reduce el riesgo de que los dispositivos comprometidos se comuniquen con servidores maliciosos.
  4. Monitoreo y análisis en tiempo real. Las soluciones de filtrado DNS ofrecen monitoreo y análisis en tiempo real del tráfico DNS, proporcionando visibilidad completa de las actividades en la red. Esto permite identificar patrones anómalos y detectar actividades sospechosas rápidamente, facilitando una respuesta inmediata a posibles incidentes de seguridad.

Detecta y combate amenazas con machine learning.

Tu negocio en buenas manos: Nuestro equipo de especialistas supervisa tus incidentes.

¡Quiero saber más!

Tu entorno protegido por especialistas

En ANCO velamos por la seguridad de tu negocio, y contamos con una solución de filtrado DNS complementado por un SOC, un equipo de especialistas que supervisa de forma centralizada los incidentes y se encarga de mantener tu entorno seguro.

¿Quieres más información o tienes dudas? ¡Te ayudamos, contáctanos!

Categorías

Categorías

Monográfico

Artículos más leídos

Etiquetas